MILES DE VUELOS CANCELADOS EN TODO EL MUNDO

En el fin de semana de Navidad las principales aerolíneas de Estados Unidos se vieron obligadas a cancelar miles de vuelos debido a limitaciones operativas. El personal y tripulación de las empresas se enfermaron en medio del nuevo brote de casos de COVID-19, impulsado por la reciente variante ómicron.

En el todo el mundo las aerolíneas cancelaron más de 6.000 vuelos, según FlightAware. Esta cifra incluye 1.700 vuelos en Estados Unidos. 

«El aumento a nivel nacional en los casos de ómicron esta semana ha tenido un impacto directo en nuestras tripulaciones de vuelo y las personas que dirigen nuestra operación», dijo un comunicado de United Airlines.

Por su parte, un portavoz de Delta explicó que las cancelaciones se deben a una «combinación de problemas» que comprenden dificultades meteorológicas y el brote de la variante ómicron.

La variante ómicron ha tenido un impacto mundial, provocando el aumento de casos registrados y ha obligado a algunos países como Alemania, Portugal y Finlandia a restaurar las restricciones de ocio para la ciudadanía.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), la variante es la predominante en el país. Los pasados 12 y 18 de diciembre representó el 73,2% de nuevos casos.